Crowdfunding en México

El término “crowdfunding” tan utilizado y escuchado hoy en día, tiene sus orígenes alrededor del año 1997 cuando comenzó a utilizarse lentamente en relación a la cooperación colectiva para conseguir dinero u otros recursos para poner en marcha un proyecto. Es decir, para referirse a la financiación colectiva o en masa.

El primer proyecto de crowdfunding se llevó a cabo precisamente en el año 1997, cuando una banda británica -Marillion- financió su gira de rock gracias a colaboraciones económicas realizadas online. En la actualidad, son cada vez más los sitios que ofrecen la posibilidad de obtener financiamiento a través de campañas.

¿Cómo funciona el crowdfunding?

Cualquier persona puede dar de alta una campaña de crowdfunding en las plataformas existentes. El emprendedor (creativo) envía el proyecto a la web especificando la descripción, la cantidad de fondos necesarios, el tiempo de duración de la campaña, y las recompensas que se entregarán.
Una vez que el proyecto está online, el emprendedor debe encargarse de realizar una difusión fuerte para que el proyecto alcance a la mayor cantidad de personas posible y poco a poco se acerque a cumplir el objetivo de recaudación.

En definitiva, el crowdfunding funciona así: una persona, con una idea, determina el monto que necesita recaudar. Una vez que sube su idea a la web con toda la descripción pertinente y las recompensas que irá entregando, pone el foco en la difusión. Cuando se cumple la fecha de recaudación, que ha sido determinada al comenzar la campaña, realiza el recuento y la entrega de las recompensas.

Sin embargo, existen diferentes tipos de crowdfunding:

  • De recompensa: se ofrece una recompensa como contraprestación a los aportes recibidos.
  • De inversión: en este caso, como “recompensa” se ofrece una acción de la empresa, una participación en la misma, o compromisos sobre los beneficios.
  • De préstamo: se ofrece un tipo de interés sobre el dinero recibido como contraprestación a los aportes realizados.
  • De donación: en este caso, no hay contraprestación para quienes financian el proyecto.

Un nuevo concepto relacionado al crowdfungind: Crowdenterprising
De la mano de Ideorama, se incorpora a las plataformas de financiamiento colectivo una nueva opción: Crowdenterprising. Se trata de una forma de financiamiento en la que no solo se puede colaborar con dinero, sino también con herramientas, conocimiento y tiempo destinado al proyecto.
Para más información sobre el modelo: Crowdfunding o encuéntralos en Facebook como https://www.facebook.com/ideoramamx.

Contáctanos